Estados Unidos: Cliente núm. 1 de Puerto Rico durante el siglo XIX

Prohibido Cantar

“Bajo el dominio de España, Puerto Rico tenía una ventaja competitiva sobre Estados Unidos de casi el doble del porciento de exportación versus importación.”

Las relaciones entre Estados Unidos y Puerto Rico no surgieron en 1898, sino que se remontan a más de un siglo antes de la invasión estadounidense a la Isla.[1] En 1778, a causa de la guerra que libraba contra Inglaterra, España concedió autorización a las naciones neutrales a comerciar con sus colonias. Para 1801, instituyó un sistema de licencias especiales para dar acceso al comercio. Estados Unidos fue la nación que más se benefició de esas políticas españolas, pues necesitaba con urgencia la provisión de productos tropicales que no podía adquirir de las colonias inglesas en el Caribe. Desde 1796, el puerto de San Juan recibía buques estadounidenses; y ya para 1803, Puerto Rico exportaba hacia Estados Unidos 263,000 libras de azúcar con un valor…

Ver la entrada original 1.433 palabras más

La Cédula de Gracias (1815) y su impacto en Puerto Rico

Prohibido Cantar

La restauración del poder absoluto de Fernando VII, en 1814, trajo consigo cambios significativos en las relaciones de España con sus dominios en América. El Rey tenía un profundo interés en aislar a Puerto Rico de la corriente revolucionaria y asegurar su adhesión, además de aumentar la riqueza para que así el Estado fuese más poderoso. Afirmando que Puerto Rico merecía sus atenciones y amor paternal por su lealtad y fidelidad, el Rey solicitó al Gobernador Salvador Meléndez Bruna un informe de las medidas más favorables para dar a los habitantes de la Isla un nuevo impulso a la propiedad y bienestar, a través del fomento de la población, agricultura, industria y comercio.[1]

En abril de 1815, Don Miguel Hernáiz entregó el informe al Rey y el Ayuntamiento designó a Manuel Ledesma como apoderado en la Corte para darle seguimiento a los asuntos de la Isla. El 10 de…

Ver la entrada original 1.443 palabras más

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: