El ataque holandés by Mel Gómez

MasticadoresEspaña

Drika era una hermosa joven pelirroja, de ojos inmensos color miel, hija de un corsario holandés quien se quedó en Puerto Rico y huyó hacia la montaña después del ataque a la isla, por amor a una criolla que le había robado el corazón y el entendimiento. La historia de cómo había surgido la relación entre sus padres había sido un completo misterio, que solo le fue revelado en el lecho de muerte de su padre.  Su madre —Lola—, había fallecido hacía algunos años, pero Drika tuvo suficiente tiempo para ser testigo del inmenso amor que se tenían. Cuando el viejo enfermó, la joven lo cuidó con esmero para que nada le faltara y fue en esos días cuando conoció la historia detrás de su nacimiento.

Para la época en la que gobernaba a España Felipe IV, a quien llamaban “El Grande” o “Rey Planeta” y durante la Guerra de…

Ver la entrada original 1.952 palabras más

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: