fbpx

Reunificación: Retomar una Comunicación Abruptamente Interrumpida.

Compártelo:

Horacio Serrano Jr. 🇵🇷

Hoy me levanté pensando en los procesos y en lo amplio que es un acto de Reunificación.

Son muchos los componentes que eso recoge y hay que reconocer de forma sensata, que son de gran magnitud y envergadura cuando se trata de lo que se trata e intento de forma sencilla exponerlo a continuación.

Es mucha la fuerza que se necesita para re encontrar distintos pilares de dos espacios con diferentes coordenadas hemisféricas con tantas cosas en común. Y se entiende claramente porque surgió y fue producto la una de la otra. Hasta ahí vamos bien.

Reunificación significa que tenemos que retomar y repensar el cómo re acoger una comunicación que fue abruptamente interrumpida por más de 120 años. Comunicación fragmentada como un rompe cabezas (Puzzle) tirado hacia arriba y viendo caer los componentes del mismo y con ello me refiero a los aspectos: políticos, sociales, culturales, económicos de una provincia de ultramar con más de 400 años de establecidos.

 



 

Dentro de esa vorágine sería interesante enfocarnos por un momento de manera puntual en el tema salubrista, que a fin de cuenta es algo medular pues, en un profundo análisis, podemos entender que la psiquis de un pueblo se ha afectado. Como consecuencia hoy tenemos personas que en cuyas mentes está el pensamiento que que eso de la reunificación no es posible. “Que es una ilusoria idea que jamás podrá ser posible”. Es por eso que es obvio esperar que en un sector significativo de población de Puerto Rico por razón de sus mentes afectadas ya no tienen la capacidad de comprender la magnitud de tan importante y pertinente transición que ha sido producto de un aislamiento, intento de asimilación y olvido llevado a cabo en Puerto Rico por parte de los EE.UU.

Son muchas las preguntas que afloran en momentos donde el deseo bien intencionado procura cautelosamente ser asertivo con cada sutil paso procurando ser eficaz en la gesta.

¿Como lograr llegar a lo más íntimo de cada ser humano, sus pensamientos, para lograr que de forma autónoma y con sentido común sólo pueda plantearse la pregunta: ¿Por qué no una reunificación con España?

Encontraremos una diversidad de posturas que amarradas a diferentes pre textos y posiciones acomodaticias mostraran la mayor de las resistencias por que sus intereses personales pueden verse afectados. Pero si bien es cierto lo que reconocemos como limitación, por otra parte hay que reconocer que también serán muchos los que darán paso y se llenarán de esperanza al solo pensar que si es posible.

¿Cuales será esos pasos importantes y en que orden lógico y estratégicos, estos eventos, deben darse para que logremos tal aceptación en el pueblo puertorriqueño español que sufre lo incierto de su futuro?

Son tres los retos en escenarios distintos los que deberán asumir nuevas posturas para lograr tal reunificación. Por un lado, el más importante, el pueblo de Puerto Rico que en su mayoría envuelto en el resultado de la leyenda negra piensa que su madre lo abandonó y lo dejó a la puerta de un orfanato en 1898. Y con la leyenda se suma el Alzheimer colectivo de la procedencia de su lengua, su sangre, su genética, su cultura, su patrimonio arquitectónico, sus instituciones y hasta sus bases legales o jurisprudencia que tienen una misma cuna, entre otras muchas cosas, pero ya no las pueden diferenciar y reconocer.

¿Como hacer para levantar un pesado telón con una hermética tramoya oxidada para que pueda permanecer levantado y poder apreciar tan complicada trama? Esto es como en el “mito de la Caverna de Platón” hay el deseo de que podamos ver y distinguir lo verdadero de lo incierto. Ver la luz y no el efecto de ella en las sombras.


Mito de la Caverna de Platón

 

En estos herméticos 120 años de soñar con un justo trato, también esta ese otro escenario que se adjudica la última palabra para asumir una posición de absoluto poderío y de afirmar que son ellos los que tienen la última palabra. “Pues los puertorriqueños “pertenecemos a, pero no somos parte de o viceversa” según el ajuste al que da el discurso.

Entonces tenemos la otra pregunta: ¿Cómo lograr que en ese segundo escenario asuman una posición con voluntad de permitir a un pueblo tener dignidad? Más aún cuando en la historia se ha develado que el hundimiento del Maine fue un accidente y fue el pretexto para un conflicto (guerra hispanoamericana o guerra de Cuba) que terminó con un tratado de Paris no ratificado en las cortes de España y que provocó ser Puerto Rico un botín de guerra.

Por último está el escenario que a la luz de los que tratan de entender ven al protagonista sumido en una pena histórica de “lo que perdimos” y el que en negación de una derrota histórica prefiere estar en silencio como el avestruz con su cabeza escondida y en una posición diplomática ante la supremacía de los actores de primer escenario con los que actualmente tienen muy buenas relaciones.

Ahora bien, ¿quien dará el primer paso? ¿Como se logrará la reunificación pacífica de una familia separada por tanto tiempo donde por senderos distintos han evolucionado y crecido de forma distanciada y con muy sutiles y delicados vínculos históricos en los pasados 120 años? Complicado.

Entonces, esto nos plantea un gran reto y cuestión. ¿A que líderes de opinión debemos tocar la puerta para que “como “influencer” pueda llevar el mensaje diáfano y no tergiversado de la verdadera reunificación con la pureza y virtud de la misma a todos los rincones de Puerto Rico y España?

Esto es como un enlace nupcial de un amorío que retoma su amor y deseos de formalizar luego de haber pasado 120 años.

Entonces para esa maravillosa boda de reconciliación llegan los dilemas tales como: ¿Qué le toca aportar a la casa del novio y que le toca a la casa de la novia? ¿Cuando se hará la pedida de mano. Y, por Dios, cuando será fecha de la boda?

Más importante aún, donde están las listas de invitados, la lista de regalos y cuál será la dote.

¿Donde será la boda y quien será el oficiante? ¿Quienes serán los padrinos y los portadores de anillos? Uff “los anillos” la nueva alianza…

En esa comparación tan sencilla pero a la vez rebuscada en estos tiempos lo que se usa es contratar la experiencia de un buen y prestigioso “wedding planner”. Ahí está el secreto. ¿Quién será ese maestro de ceremonia que con carisma, buen gusto y sobre todo diplomacia orqueste tan importante evento? Se necesita un gran comité y buenos equipos de trabajo pues la fiesta será muy grande y esplendorosa pero conociendo a los padres de los novios los detalles no serán fáciles de negociar aún cuando en estos tiempos las relaciones internacionales entre la Casa Real, el Congreso y Presidencia de los EEUU sean muy buenas.

Así pues, prepara tu atuendo para estar a la altura de lo que se espera en la ocasión. Repasa las reglas de etiqueta y de saber estar y sobre todo, tengamos Fe que de que algún día seremos tomados en cuenta y por lo menos en borrador del nuevo tratado para resolver el futuro de Puerto Rico este redactado en justicia por los puertorriqueños. Y por favor actúa en consecuencia con tus buenas posturas para que te llegue a tiempo la invitación para presenciar tan importante evento.

Yo espero bailar en esa fiesta ¿Y tu?

Original de Horacio Serrano
13 de febrero de 2021
San Juan, Puerto Rico


#Reunificacionistas #Adelante #PRexit
🇵🇷🇪🇸🇪🇺 Puerto Rico / España / Unión Europea

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: