La Cédula de Gracias (1815) y su impacto en Puerto Rico

Prohibido Cantar

La restauración del poder absoluto de Fernando VII, en 1814, trajo consigo cambios significativos en las relaciones de España con sus dominios en América. El Rey tenía un profundo interés en aislar a Puerto Rico de la corriente revolucionaria y asegurar su adhesión, además de aumentar la riqueza para que así el Estado fuese más poderoso. Afirmando que Puerto Rico merecía sus atenciones y amor paternal por su lealtad y fidelidad, el Rey solicitó al Gobernador Salvador Meléndez Bruna un informe de las medidas más favorables para dar a los habitantes de la Isla un nuevo impulso a la propiedad y bienestar, a través del fomento de la población, agricultura, industria y comercio.[1]

En abril de 1815, Don Miguel Hernáiz entregó el informe al Rey y el Ayuntamiento designó a Manuel Ledesma como apoderado en la Corte para darle seguimiento a los asuntos de la Isla. El 10 de…

Ver la entrada original 1.443 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: